datos_contacto btn_contacto btn_face
Home

Armado de huerta en el jardín paso a paso

proceso_de_huerta

1)     El lugar para la huerta: Para seleccionarlo, es importante tener en cuenta la disponibilidad de luz (por lo menos 4 a 5 horas de sol para hortalizas y frutales) y la comodidad en el acceso al sector, incluso su cercanía a la cocina. Es recomendable también disponer de una canilla cercana para facilitar el riego.

Importante! Evitar lugares bajos del jardín para impedir el anegamiento de agua.

2)     Tamaño de la huerta: la extensión de la huerta puede ser muy variable, por lo que antes de definirlo hay que considerar que, cuanto más grande la huerta, mayor será el trabajo que requiera pero también la producción, la cantidad y variedad de las plantas que pueden elegirse.

3)     Materiales para delimitar la huerta: el paso siguiente para el armado de la huerta será decidir si se quiere hacer a nivel del suelo o en altura. En caso de hacerlo directamente en el suelo, la huerta podrá delimitarse con ladrillos, piedras, troncos o tablas de madera. Para hacer una huerta en altura lo ideal es armar cajones de madera. Tambien es posible  utilizar macetas, que pueden limitar el crecimiento de los cultivos, pero resultan ideales cuando se cuenta con poco espacio verde.

4)     Preparación de la tierra: examinar el estado de la tierra presente en el sector, que debe estar suelta y con buena estructura para el cultivo de la huerta. En caso de no contar con la tierra adecuada, se deberá reemplazarla por una mezcla de sustratos que consiste básicamente en compost, humus de lombriz y arena. Para realizar la huerta en macetas, se debe colocar además de la tierra una base de leca para favorecer el drenaje.

5)     Elección del cultivo: para elegir la hortalizas se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • La época del año
  • La dificultad del cultivo vinculada a los cuidados y requerimientos de suelo, agua y luz
  • El tamaño y los tiempos que implicara su crecimiento

Algunas hortalizas se cultivan todo el año mientras otras son anuales, es decir que viven en una época determinada del año y después mueren (generalmente las temporadas son primavera-verano y otoño- invierno). La rúcula puede cultivarse durante todo el año mientras que el tomate se siembra en septiembre y al finalizar el verano la planta muere, ya que no soporta el clima frío (chequear calendario de siembra).

6)     Plantines y semillas: La huerta de hortaliza generalmente comienza desde la semilla, sin embargo a veces se pueden conseguir plantines, por ejemplo de cebolla de verdeo, pimiento, tomate y lechugas. Si colocamos plantines, hay que tener en cuenta la distancia optima entre cada uno, que depende de la especie pero varía entre 15 a 50 cm. Por ejemplo en el caso de las lechugas la distancia es de 20 cm entre cada una y en el caso del tomate 50 cm. En cuanto a la siembra, se puede hacer de dos maneras dependiendo de la hortaliza:

  • Siembra directa: es decir que se siembra en el lugar definitivo
  • En almácigos: las semillas son sembradas en bandejas o plugs y cuando salen las primeras hojas son transplantadas al lugar definitivo.

 

Publicado por Publicado por Gourmet en Paso a paso, Preguntas frecuentes, Secretos de la huerta     Comentarios No hay comentarios

Publica un comentario

Current day month ye@r *